Tuesday, July 10, 2007

120 años de vida!

Me toca, como diría mi prima Anita hablar sobre este símbolo de París, ese monumento que todos quieren conocer y que un día como hoy -quizás con las mismas nubes y lluvia- comenzó a contruirse en la "Rive Droite" del Sena.

Es esa torre que que vi por primera vez desde el cielo, casi aterrizando en París hace poco más de un año. Un gigante metálico que tuvo y tiene muchos detractores, que ha sido el paisaje preferido por los millones de visitantes de la capital francesa y obra del ingeniero y constructor francés Gustav Eiffel, el mismo que dejó el sello en Chile con las construcciones de la ex Aduana de Arica, la Catedral de San Marcos, en esa misma ciudad, y la Estación de Ferrocarriles de Santiago, la Estación Central.

Bueno... es ese monumento el que hoy cumple 120 años desde que comenzó a construirse. Esa torre que cada mañana se ve a lo lejos por mi ventana y que por las noches destella y alumbra con su faro.

Podría pasarme horas -quizás días- buscando el mejor ángulo para fotografiarla, para descubrirla, para subirla (porque la fila de personas es siempre interminable). Y luego me pregunto ¿Qué tiene hace que sea una torre tan especial?, ¿Es París?, ¿Es el Sena?, ¿Es su forma? No sé, pero me atrae.

Esto es sólo una muestra de las que he sacado en las últimas semanas...

4 Comments:

At 9:18 AM, Anonymous felipe said...

algunas cosas... ¿sigues acostándote abajo de la torre? ¿por qué no escribiste más? ¿puedes caminar por Paris sin mirarla? ¿todavía temes por un atentado?... en otro ámbito... ¿por qué te sientes aludida? ¿por qué es inevitable? ¿en serio me encuentras razón?... una más... ¿por qué me sacas picas con lo de "los creppes con nutella de ¡¡¡Torre Eiffel!!!????

 
At 7:44 PM, Blogger Pedro said...

emm, quizás mi comentario sea menos profundo... pero siempre he pensado que esa torre cumple más que una función de adorno. Como que me tinca que es un pararrayos de algo... en fin. Tengo ganas de conocerla.

 
At 4:36 PM, Blogger Millarahue said...

Para mí es claramente un símbolo, del amor. De ese amor romántico y tierno, sofisticado y eterno. ¿Cuántas parejas se habrán jurado amor allí? Para mí fue increíble conocerla iluminada una noche hace poco más de dos años. Me taparon los ojos y cuando me dijeron ábrelos, allí estaba. llena de estrellitas. Creo que es uno de los momentos más románticos que recuerdo. Y por eso siempre será para mí un símbolo del amor.

Disfrútala mucho, tú que la puedes ver de cerca tooodos los días.

Un abrazo gigante!

 
At 10:40 AM, Blogger SCL-BCN-PAR said...

No he vuelto a acostarme bajo la Torre, pero sí la he apreciado bajo otros ángulos y cada día me parece más especial...Sin duda que es un lugar romántico... especialmente si no sabes que a cada hora se encienden esas pequeñas luces y te descubren los ojos y ahí está... iluminada entera.

Una precisión a mi post. El acueducto del Malleco si bien fue diseñado por José Victorino Lastarria, su construcción corrió por cuenta de la empresa francesa de Gustav Eiffel.

 

Post a Comment

<< Home