Tuesday, February 28, 2006

Y llegó marzo!!

Este año marzo ya no será como todos los anteriores. No habrán cuentas que pagar. No existirá la primera cuota del permiso de circulación. No encontraré vitrinas con útiles y rebajas de uniformes escolares. No seré parte de calles colapsadas, ni de caóticos inicios de clases. Y no veré mechones en las calles sin zapatos, oliendo a vinagre y con todos los colores del arcoiris en sus ropas.

El comercial con Fernando Larraín -al que muchos marcó en su momento- ya no estará en las pantallas de televisión, anunciando el funesto mes de marzo. Tampoco seré parte de las largas jornadas de conversación con amigos donde las fotografías e historias del verano hacían del aterrizaje un momento más dulce y pausado (lo que por cierto ya estoy extrañando) .

Tampoco vi el Festival de Viña, aunque gracias a Emol , pude confirmar una vez más que siempre las expectativas son mayores y muy difíciles de superar y que como gran certamen que comienza a cerrar el verano aun sigue siendo sólo un buen intento.

Quizás lo más lamentable de todo, aunque hay cosas siempre mucho peores, es saber que esta vez Murphy y su inviolable ley se salió con la suya y que mientras U2 tocaba en Barcelona yo estaba en Chile, y ahora que la gran banda pisó suelo chileno yo estaba a un océano de distancia para poder verlos.

Y hoy se termina febrero. Concluyen las vacaciones en el hemisferio Sur y el tibio sol de invierno empieza a alumbrar con más fuerza a quienes estamos en este otro lado del mundo. En lo alto del globo. En el hemisferio de los países ricos y desarrollados.

Y aunque el Sur podrá aún gozar de algunos meses más de sol, especialmente en marzo donde las vacaciones son privilegiadas por el menor costo y la menor cantidad de personas en balnearios y ciudades, agradezco -por primera vez en toda mi vida- que acabe febrero y comience pronto la primavera.

Sin embargo, no puedo abstraerme de mi familia, quien hoy, al igual que miles de chilenos, cierran las vacaciones y van camino a Santiago para iniciar un nuevo año escolar y laboral. O de tantos otros que sus primeras horas en la capital chilena las dedicarán a comprar útiles, uniformes y cuadernos escolares. (Ánimo Tuto!)

En fin. Todo se relativiza cuando el prisma cambia. Creo que con tranquilidad puedo decir que febrero, uno de mis meses favoritos del año (especialmente por los buenos recuerdos del verano), en esta oportunidad no lo fue del todo -precisamente por el frío- y que marzo, uno de los más aburridos se aspecta incluso mejor que el caluroso verano que se aproxima.

Habrá que ver qué pasa...

3 Comments:

At 5:17 PM, Blogger Millarahue said...

Lolín!!!!

No sabes cómo me gustaría estar por allá contigo!!! Hoy noté que empezó a ponerse frío como a las 7 de la tarde y que la gente se volvió a poner tensa y latera. A eso agrégale que el lunes que viene entro a trabajar!!! No quiero marzo. Feliz estaría en el lado norte del globo observando a diario cómo los días se hacen más largos y no más cortos, y que la gente vuelve a llenarse de esa energía que sólo traen consigo los días de sol! Ánimo Berni, que se vienen tiempos luminosos! Yo seguiré disfrutando estos días de marzo que me quedan antes de volver a la ruda realidad...esa a la que todavía hace alusión Fernando Larraín en esa graciosa publicidad bancaria!
Un abrazo enorme lolín! We miss you!

 
At 7:33 AM, Blogger El Hincha said...

bueno, así cualquiera po!
Tienes razón, no había leído este post antes de escribir el mío, pero el marzo europeo es distinto, así que no cuenta. Sigo manteniendo que hasta ahora no conozco a alguien que me diga que está feliz por la llegada de este mes.

muchos besos!!!

 
At 1:32 PM, Anonymous El Señor X said...

Hola, Betty. ¿En Europa también se estila eso de las puñaladas por la espalda?

 

Post a Comment

<< Home