Sunday, January 15, 2006

El inmigrante no es siempre bienvenido!

Los casos de discriminación me parecen cada día más frecuentes en Barcelona. Y no quiero decir con ello que los catalanes sean más o menos discriminatorios que otros, pero al menos que sí lo hacen más patente en su manera de actuar y de tratar a los inmigrantes y personas de escasos recursos. O al menos esa ha sido mi experiencia.

España hoy debe convivir con una gran población de inmigrantes, y aunque las autoridades traten de bajarle el perfil al asunto, queda en evidencia la dificultad que vive hoy la Península Ibérica como puerta de entrada al viejo contienente, donde a diario se internan cientos de inmigrantes africanos y americanos en busca de mejores oportunidades.

Esa realidad, que transforma las relaciones sociales y económicas de las ciudades españolas, deja al descubierto la molestia que genera en la población local la inmigración, la convivencia con personas de tan distintas latitudes y culturas.

Lo que no es evidente, pero si cada día más palpable es la creciente discriminación que dichos inmigrantes viven a diario en las ciudades más desarrolladas de España, como Barcelona, donde hoy esa realidad, lamentablemente, me es cada día más cercana.

El idioma, los rasgos, las actitudes y los modos pueden dejarte sin capacidad de reacción frente al trato de aquellos que sienten y demuestran que el inmigrante no es bienvenido, así de simple. Aunque como todo en la vida no se puede generalizar, claro está.

Fue sólo anoche cuando sentí, en carne propia, esa sensación discriminatoria, aunque las historias de personas cercanas ya me habían advertido de esa realidad. Una palabra en catalán que supo explicarme una amiga mexicana llevó a entender que "giri" era el apodo despectivo que habíamos recibido un grupo de latinas que estábamos en una discoteca. Y aunque la palabra me pareció sin sentido en un primer momento, sí me dio ira la actitud de aquel hombre que sin siquiera existir motivos de molestia para usarla la gritó a viva voz como alertando al resto.

Aún no sé si es que por primera vez soy yo la afectada o es que las constantes historias como éstas se me hacen cada día más recurrentes que decidí escribir de algo que muchos -por ambos lados- conversan y discuten.

Lo cierto es que la discriminación es un síntoma de un proceso que lleva años gestándose y que puede explicarse por varios factores. Pero lo grave es que sea un proceso creciente y de connotaciones tan complejas para la convivencia civil. Quizás habría que mirar a Francia y los últimos hechos de violencia que ha debido sortear. ¿Tendré que pensar que en Catalunya podría ocurrir lo mismo en los próximos años? Espero que no se llegue a eso. Pero ¿y por dónde puede pasar la solución?

7 Comments:

At 7:19 AM, Blogger El Hincha said...

pucha partner, que rabia no haber estado ahí para haberle gritado un buen "conquecumaque", pero bien dicho (a lo tía Gladys) a ese catalán mal nacido...
pero tú sabes también que prefiero mil veces no hacer caso porque cómo vas a encontrarle solución a algo que llevan arraigado sólo algunas personas en las cuales apenas vale la pena gastar esfuerzo. No creo que Barcelona sea una ciudad discriminatoria. Santiago tampoco lo es, y sabemos que acá el peruano es mal visto en todos lados. No por un grupo de personas sin cabeza podemos crucificar a una ciudad y país. Filo con el imbécil, no merece la pena acordarse ni hablar de él. Eso.
Ánimo.. en abril te defiendo

 
At 6:11 AM, Blogger Santiago-Barcelona said...

Está claro que no todo Barcelona, ni menos todos los catalanes son así. Eso no está en discusión. Pero la sumatoria de casos e historias son un signo de algo que puede ser mayor de lo que uno quiere creer. Sólo eso!

 
At 12:25 PM, Anonymous Anonymous said...

Flaquita Linda:

Al leer tu artículo veo que en todos lados se cuecen HABAS, es decir, aun cuando da muchisima rabia el verlo que ocurre, y mas aun cuando nos pega directo, te comento que esa actitud es común en todos loa países al menos en los que he estado. Mira tu la realidad de Estados Unidos con la gigante inmigración asiática, Europa con los países del Oriente Medio y Africa, Chile con los Peruanos y Bolivianos, en fin .
No quiero justificar a los mala clase, sin embargo también dice relación con el lugar mismo. Tal vez no ocurra eso en otro Barrio, u otros PUBs de mejor nivel, etc..

No vale la pena desgastarse peleando o gritandole a unos picantes mala clase que los hay en Chile, y en el resto del Mundo.

Animo, buenas sangrías, mejores jamones Serranos, y deliciosos Quesos Manchegos ( o sea RICAS TAPAS)

Besos
SO

 
At 8:24 PM, Blogger Padawan said...

estimadisima:

no tengo el gusto directo de conocerla, pero si creo haber estado en un par de lugares donde ud tambien estuvo. pero + alla de eso, la apoyo 100% en haber echado fuera la rabia, por medio del blog, o de la forma q sea.

la discriminacion, a mi humilde parecer, tiene que ver con la amenaza al propio grupo. a verse invadido, cercado, incomodado. y eso, aunque ud se encuentre en el 1º mundo y yo en el 3º, es algo que todos los seres humanos llevamos dentro, en los genes, por el instinto de naturaleza, de cuidar lo propio, y diferenciarlo de lo ajeno.

no creo q halla mucho q hacer.
solo trabajar la tolerancia, aunque ello no implique la aceptacion mutua, que sería la panacea para este problema.

saludos y disfrute!

 
At 9:01 AM, Anonymous El Señor X said...

¿Cuál es la razón de la inclusión de la palabra "siempre" en el título de este post? ¿Hubo un cambio de opinión?

 
At 2:53 AM, Blogger Claudia said...

Hola, no sé como llegue hasta aquí, pero llegué.
La discriminación es muy desagradable, yo sólo la he sentido una vez en mi vida (por suerte), y puta que da rabia...
Y te quería contar que aquí en Málaga, la palabra giri, quiere decir gringo. Tal como le dicen en chile a los extranjeros rubios.
No sé si aquí lo entenderán por otra cosa...
saludos

 
At 7:52 AM, Blogger Yo mera said...

Hola! lo de "guiri" en realidad es la palabra que utilizan para definir a los extranjeros del Norte de Europa y Norteamérica, pero cada vez se ha ido extendiendo a otros grupos.
Sin embargo sigo pensando que a nosotros los latinos no es aplicable. Es una lástima lo de la discriminación, por que tal vez por unos pocos pagan todos los catalanes, a mi en lo personal no me ha pasado ninguna experiencia desagradable pero si a personas cercanas a mi. Solo espero que estos eventos no pasen inadvertidos por mucho tiempo y se tomen las acciones necesarias para evitar acontecimientos tan fuertes como los de Francia.
Saludos, y espero no vuelvas a pasar por momentos desagradables como ese, adeu!

 

Post a Comment

<< Home