Wednesday, August 23, 2006

Despedida desde lejos!

Hay llamados que nunca son agradables. Ese temor de que el celular suene de madrugada para que te den una mala noticia. Y no es que viva pensando en tragedias, ni mucho menos, incluso dejo siempre abierta la posibilidad a que quizás alguien me llame sólo para hacerme una broma o saludarme con algunas copas de más en el cuerpo. Pero esta vez no fue así. Se hizo realidad ese funesto momento donde la voz tenue y temblorosa te dice por el otro lado "te tengo una mala noticia... se murió la abuelita Ester".

Este post se lo dedicaré a ella. A esa abuela materna que hoy ya está junto a mi tata y que por 93 años nos acompañó con alegrías, risas, bromas, algunas pataletas y mucha energía. Y es que creí que incluso era la abuela inmortal. Había pasado por muchas enfermedades, por varios estados críticos, varias veces hospitalizada, pero finalmente siempre salía con vida.

Pero esta vez fue mucho para ella. Se fue en calma y acompañada por toda su familia. Ahora descansa, mientras la pena nos deja un poco confundidos y atontados.

Hoy pensaba qué tenía de ella, y aunque no la vi en el último año me quedo con varios recuerdos. Primero una carta, la única que me escribió durante mi vida, y que me envió desde Chile en abril pasado. Una carta muy linda y donde aprecié mucho el que dedicara tiempo en corregir su caligrafía para escribirme (cómo no va a ser rica). Pero también me quedé con su imagen, su saludo que me envió en junio en el video que me regaló mi hermana y donde estaba igual que siempre, con esa sonrisa que nunca dejó de tener.

Finalmente, me quedaré con el recuerdo de esa conferencia vía Internet de julio pasado donde ella pudo saludarme y yo mandarle muchos besos y cariños a través de esa camarita web. Poco entendía mi pobre abuela al verme al otro lado de la pantalla y es que la tecnología para alguien de 93 años es algo de otro planeta. Pero pese a todo entendió muy bien lo que pasaba. Y tanto ella como yo quedamos felices de saludarnos a la distancia.

Ni hoy ni mañana estaré a su lado para despedirla como corresponde. Por eso que desde lejos me despido. Gracias por el cariño, por el orgullo que sentías por mí (aunque nunca fui lo famosa que tú querías para que te entrevistara por la tele), por esas tardes de moto, por ese humor tan especial, por los helados de frutilla y las bromas, por esos domingos de invierno frente a la estufa, en fin, por mil historias y cosas que compartimos durante estos años.

Abuela, un gran beso a la distancia... ahora tú sí que llegaste más lejos que yo!

6 Comments:

At 5:47 PM, Blogger Millarahue said...

Lolín!

Me emocionó tu post. Me imagino que estás triste, pero sabes qué?, por todo lo que describes creo que tu abuela y tú estaban muy cerca... recuerda que a veces no es necesario un abrazo físico para sentir los que se mandan de corazón. Y yo creo que tu abuela sabía y sentía el gran cariño que tú tenías y tienes para ella. Ánimo, porque de seguro ella no quisiera verte triste.

Un abrazo gigante!

 
At 7:18 PM, Blogger Claudia said...

Lolín. No hay nada más lindo en la vida que disfrutarla. Sé que ella está feliz donde está ahora porque tú la estás disfrutando. Y el ser feliz es el mejor regalo que le podemos dar a quienes más queremos.
Muchos pero muchos besos...
La distancia no significa nada.
Lolín

 
At 6:54 AM, Anonymous natalia said...

Toda mi vida he tenido esa misma sensación de un llamado no esperado en la mañana temprano, se me sube el corazón a la boca y lo unico que pienso es que sucedió algo malo. Lo mismo me pasaba cunado era chica y me iba de vacaciones a la casa de campo o playa de amigas y mi mamá algunos días llamaba para saber de mí, yo siempre pensaba que llamaba para decirme que alguien se murió u otra tragedia de ese calibre.

Me imagino como se sentirá una noticia así cuando uno de verdad está lejos, pero estoy segura que tu abuelita ester se despidió tranquila de la vida acá, y debbe estar mejor que todo. Achaga, aprovecho de mandarte un gran abrazo apretado por tu cumple y como va vimos que la familia es longeva...te quedan muuchos cumpleaños todavía!

 
At 7:02 AM, Anonymous natalia said...

This comment has been removed by a blog administrator.

 
At 2:18 PM, Anonymous Anonymous said...

Cuando uno quiere a alguien, la distancia no importa. Tampoco se necesita decirle adiós, apenas un hasta pronto sirve.
Tú estás allá, a miles de kilómetros; tu abuela a una vida de reencontrártela. Pero siempre la tendrá en tu corazón (que es bastante grande).
Un abrazo

 
At 12:58 AM, Anonymous antonia said...

berni, solo un fuerte abrazo
antonia v.

 

Post a Comment

<< Home