Thursday, August 10, 2006

Con mochila por Berlín y Praga!

Una semana en Berlín y Praga. Una semana que partió mal porque por culpa de la huelga de los trabajadores de Iberia mi vuelo fue cancelado desde Barcelona y recién dos días después de lo planeado despegué rumbo a la capital germana. Pero lo malo sólo estuvo al inicio, el resto fue disfrutar, empaparme con la historia y mirar paisajes que más parecían una locación de película que una realidad.

Praga_mix

Praga, un sueño, una ciudad que a nadie deja inmune ante la hermosura de sus castillos, calles, puentes, ríos y construcciones. Un lugar ideal para caminar por las tardes, mirar el sol escondiéndose tras el castillo y contemplar su reflejo en el río Vltava. Una capital de cuentos, donde la vida discurre a otro ritmo y donde los turistas parecen hormigas por todos lados.

Sin duda de la fama de "ciudad barata" poco le queda. Aún cuando su moneda sigue siendo la corona checa y no el euro como en la mayoría de los países de la Unión Europea, Praga dejó de ser una capital barata, para convertirse en una de costo promedio y tiendas caras. Pero sin duda, debiera ser un lugar obligado de paso para quienes recorran la Europa central.

Luego vino Berlín. Una Berlín que hasta hoy muestra las huellas de la destrucción, los rastros que dejó la división este-oeste, el sello de una capital que está en constante construcción y refacción, pero ante todo una ciudad muy tolerante y multicultural que se viene despidiendo del protagonismo futbolero.

berlin_mix

Tuvimos la suerte con mi hermana de alojar con Volkmar, Gabi, Phillipe, Robert y Sandra. Una familia de Berlín del Este que nos trataron de lujo y que nos enseñaron las diferencias y rastros que aún quedan en la ciudad luego de 17 años de reunificación. Una familia alemana que nos mostró ese otro Berlín, no tan turístico, que no sale en las guías y donde la historia cobra sentido y explica en parte lo que ha sido este largo y complejo proceso.

Pero no todo fue historia, también la vida se vive en los bares. Creo que nunca había tomado tanta cerveza en mi vida, porque nunca he sido fanática de ella tampoco, y además las cervezas de los colores más extraños y sabores más intensos. Especialmente una noche donde un botellón me acompañó a bares, casas y finalmente a una discoteca. (Debiera haber inmortalizado ese momento)

Mientras caminaba por las calles pensaba en los contrastes que tiene Berlín, iglesias destruidas, edificios nuevos, plazas modernas, calles adoquinadas. Y es que si hay algo característico de esta ciudad son precisamente estos contrastes que aparecen en cada esquina.

Creo que pese al poco tiempo (Praga en tres días se recorre bien, pero Berlín con menos de 4 es impensable) que pasamos con mi hermana en Berlín (2 días y medio) fue lo justo al menos para recorrer parte de la historia europea, parte de una historia que de seguro en 5 años más poco quedará en los edificios y construcciones de esa capital. Pero tendré que volver, aún me queda mucho por recorrer y visitar de esa ciudad.

5 Comments:

At 3:12 AM, Anonymous Anonymous said...

me dieron ganas de partir ahora mismo a berlín y a praga. ya iremos...berni, mándame un mail a amvaldes@uc.cl con tu teléfono para poder llamarte uno de estos días...estamos pensando vivir en barcelona 4 años, aunque igual barajamos otras opciones. me encantaría escuchar tu visión de la ciudad....y conversar... besos, antonia valdés

 
At 11:16 AM, Anonymous felipe said...

genial. estoy a la espera de más fotos. me alegro que lo hayas difrutado y que (por fin) hayas apreciado lo que es la cerveza. qué viene ahora ¿londres?... wonderful!!! (con el tono de hugh grant)

 
At 10:27 PM, Blogger Sr. Herrero said...

¿Algún día podré dejar de sentir sana envidia de tus viajez????.... sí, el proximo año cuando me toque a mí ver lo que usted cuenta

 
At 6:33 PM, Blogger Millarahue said...

Lolín!!!
Ya se lo dije por messenger pero aquí lo plasmo, me alegro mucho por tu viaje y tras sus fotos del blog, muero de ganas de conocer Praga!!! Ojalá algún día no tan lejano podamos ir juntas, o al menos me compartas tus datos.

Sobre Berlín, no puedo más que compartir tus apreciaciones...es una ciudad increíble, que provoca demasiadas sensaciones y emociones distintas, y en la realmente se respira un aire de renovación, de cultura y de historia apasionante. A mí me trastorna, de verdad, así que si algún día quieres volver, me sumo porque yo realmente lo anhelo.

¿Qué más?, qué bueno que escribiste porque te echaba de menos en el blog. Te mando un abrazo y pronto te escribo y/o llamo.

CV

 
At 7:47 AM, Anonymous El Sr. X said...

Me pregunto quién les tomó la foto en Praga teniendo en cuenta que los checos son tan insoportables... aunque insisto en que todo hubiera sido más fácil diciendo "zmrzlina" en vez de "helado"... por suerte no quisieron comprar berros...

 

Post a Comment

<< Home